Puerto Montt, miércoles 20 de septiembre de 2017   ir al Inicio  Contacto visitante Nº 328124
 
 
27 de julio de 2014

Compartir en Facebook


BAUTISMOS Y RE- BAUTISMOS
Por Jorge Loncón

Existe la iniciativa de cambiar el nombre al Aeropuerto de Santiago. Dicho aeropuerto, siempre se llamó Pudahuel, pero en los años duros se le cambió el nombre por Aeropuerto Comodoro Arturo Merino Benítez, insigne militar, conocido por una abrumadora minoría. Ahora, quieren re-bautizarlo como Aeropuerto Internacional Poeta Pablo Neruda, ciudadano del mundo, conocido en el planeta entero. Los nombres personales que se le ponen a una obra pública, por lo general son un reconocimiento. Rara vez, se hace para que el personaje se haga conocido. El Comodoro Merino Benítez, a pesar de los años y sus servicios al ejército y a la aviación, pareciera que nunca “prendió” en esto del conocimiento público y una aterradora mayoría ignora quién fue. De hecho, el Teniente Bello es mucho más conocido y más popular que él, y ninguna institución militar o civil lleva su nombre, salvo una Compañía de Teatro en el Santiago de los ochenta.

Al contrario del Comodoro Arturo Merino Benítez, Pablo Neruda es archi conocido. Para ello, debió abandonar a Neftalí Reyes, su nombre de origen, que lo hubiera condenado al anonimato y tomar el apellido de un escritor checo. Lo mismo hizo nuestra Gabriela, que era Godoy y pidió prestado el apellido al escritor francés frederik Mistral, premio Nobel 1904. Hace unos días, alguien hablaba en televisión de las bondades que tendría para el turismo, el re-bautizo del Aeropuerto, cuestión discutible por cierto. Creo que Neruda se habría indignado: su ego era grande, pero nunca tanto. Su nombre como nombre de Aeropuerto, suena tan raro como sonaría el nombre de Carlos Caszely para el futuro hospital de Puerto Varas.

¿Alguien habrá dicho alguna vez, “necesito llegar temprano al Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez”? ¿Habrá alguien que diga “me dirijo al Aeropuerto Internacional Poeta Pablo Neruda”? Es bastante claro que, en estos casos, los re-bautismos no sirven de nada. Siempre el Aeropuerto de Pudahuel, será “Pudahuel”. Más de alguien se ha quejado de esta costumbre chilensis adquirida en el pasado, de re- bautizar las obras, en lugar de construir nuevas y bautizarlas. O sea, desde hace varias décadas, basta con cambiarle el nombre a obras ya hechas para homenajear a alguien. Un decreto cortito y ¡ya!

Es que somos bien especiales a la hora de reconocer a los nuestros. El listado de Premios Nacionales de Literatura consigna un par de nombres de supuestos creadores, que jamás crearon un poema o un cuento, porque se dedicaron a escribir diccionarios (Oroz) o redactar ensayos científicos (Aldunate). Esto tiene una explicación: había que buscar un mecanismo para no tener que estar homenajeando a tanto comunista pos oye, que no otra cosa son la mayoría de esos ociosos improductivos que se dedican a puro escribir. Por estos lados , se es majadero en homenajear, a “poetas” que nunca escribieron, a “dramaturgos” que jamás estrenaron una obra de su autoría, a “Directores” que nunca dirigieron.

Por esas razones – y otras - ojalá por estos lados a nadie se le ocurra re- bautizar calles, instituciones o al Aeropuerto El Tepual. Ser nombre de Aeropuerto tiene poco “ glamour”. Claro que si la gente lo pide, hay que escucharla. O sea, quienes en 50 años más transiten por el Aeropuerto Jorge Loncón de Puerto Montt (ex La Paloma), deben saber que no estaré ofendido bajo tierra. Hay que ser generoso con el mundo y con la Dirección de Aeronáutica.

Versión Imprimible - Enviar a un amigo


 
       
otro sitio desarrollado por www.surpixel.cl

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0