Puerto Montt, viernes 24 de noviembre de 2017   ir al Inicio  Contacto visitante Nº 337728
 
 
5 de octubre de 2014

Compartir en Facebook


IRSE AL CHANCHO Y ECHARSE EL POLLO
Por Jorge Loncón

Irse al chancho y echarse el pollo, es el equivalente a tirar la piedra y esconder la mano. O dejar la escoba e irse del lugar del suceso. Cualquiera puede irse al chancho, hablando sin filtros de ninguna naturaleza y olvidando que por la boca muere el pez. Posterior a ello, inevitablemente viene la declaración en que se establece que las palabras de la palabrería fueron “sacadas de contexto”, lo que equivale a “echarse el pollo”. Un episodio reciente de esta naturaleza lo protagonizó el descontrolado Contralor General de la República, que las emprendió contra todo lo que se moviera. Pero esto de mencionar al pollo y al chancho - nada que ver con el Contralor - resulta muy atingente a los temas que hoy por hoy están sobre la mesa y rondan por la cocina. Hace unos días, luego de la denuncia de colusión en el mercado de los pollos, un dirigente de los consumidores advirtió que había motivos de sobra para sospechar colusión en el mercado de los cerdos y que se le había hecho presente a la Fiscalía Nacional Económica que el gremio de los productores de pollo es el mismo de los productores de cerdo: las empresas son las mismas y están en ambos mercados. Para agregarle un poquito de espesor al tema, se denunció también la colusión en el precio de los detergentes.

Con todo esto, los nervios del ciudadano común llegan a alterarse de tal forma, que se hace necesaria una visita a alguna farmacia coludida, para comprar algún medicamento coludido pero calmante, de esos que valen seiscientos pesos, previa consulta por cuarenta mil pesos al médico especialista. Lo bueno de esto, es que hemos aprendido que el Tribunal de la Libre Competencia existe para tener controlados a empresarios que creen firmemente en la libre competencia y en la libertad de asociación para liquidar la libre competencia, ya que el libre mercado bla bla bla. Entonces, las asociaciones gremiales son un estupendo instrumento para defender la libre colusión, así que por allí andamos de lo más coherentes. El asunto de la colusión de los pollos ha provocado un tusunami arterial; la colusión de los cerdos, un marepoto al miocardio; la colusión del detergente, una avalancha de ropa sucia…

Hace unos meses, quedó al descubierto la matanza de terneros recién nacidos – miles – que eran masacrados a piadosos martillazos, en nuestra piadosa Región de Los Lagos, por una piadosa empresa extranjera. Aquí no se fueron al chancho, sino al ternero, para evitar que los recién nacidos se tomaran la leche de Mamá Vaca. Sólo la denuncia pública provocó que los empresarios amantes del martillo como instrumento regulador de la producción de leche, se allanaran a un plan para entregar estos animalitos a pequeños productores, en lugar de masacrarlos como era la práctica habitual. Hasta donde se sabe, la sociedad Protectora de animales no presentó recurso alguno cuando los sucesos se hicieron públicos. No faltan los malintencionados que sugieren que como Sociedad preocupada de los animales, no lograron determinar a quienes debían defender. Como no le convenía echarse el pollo, actualmente la empresa está empeñada en lavar su imagen, pero el precio del detergente se fue a las nubes.

Y bueno, la colusión en los detergentes es casi una anécdota, porque cuando la gente se va al chancho, hay cosas imposibles de blanquear, y está resultando complicado echarse el pollo. Entonces sobreviene la “clásica” explicación del “fuera de contexto”, “la nota está sesgada”, “me mal interpretaron. No deja de ser notable, que notables hombres de nuestra política y de negocios notablemente suyos, que se pasan la vida exigiéndole al resto la prueba de la blancura, deban adquirir detergente coludido para blanquear los cuellos de sus camisas y los bolsillos de sus pantalones.

Versión Imprimible - Enviar a un amigo


 
       
otro sitio desarrollado por www.surpixel.cl

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0