Puerto Montt, viernes 24 de noviembre de 2017   ir al Inicio  Contacto visitante Nº 337753
 
 

Los nuevos disparos de Loncón
Por Marta Zúñiga Gatica

No es que esté personificando alguna de las obras de teatro de su autoría ni tampoco que sea protagonista de uno de los disparatados episodios de sus "Archivos L". No. Jorge Loncón decidió dar un golpe a la cátedra y vaya qué golpe.

Hoy está donde muy pocos hubiesen apostado que algún día estaría y, desde enero, es la carta del Gobierno Regional para organizar una política de desarrollo cultural. Un escenario nuevo, por cierto, para este hombre de teatro y letras, quien pretende que su cargo como encargado de Cultura no sea lo que él siempre ha criticado, una traba para la creatividad de la gente.

El teléfono sobre su escritorio no para de sonar y eso que previamente desconectó los dos celulares que lleva a cuestas. No es que se las quiera dar de corredor de bolsa ni de celebridad, pero afirma que cada teléfono tiene su objetivo. Uno es para la familia y los amigos, el otro es sólo para trabajo. Distinción que pretende mantener lo más posible.

Mientras Jorge-Loncón-encargado-de-Cultura habla de proyectos de infraestructura o coordina alguna actividad, uno deja vagar la mirada en su oficina y ahí están, como para dar solidez a los pensamientos y a las ideas, Mario Vargas Llosa y Mario Benedetti, posando junto al dueño de las fotografías.

"Creo que se ha cometido un error bastante serio al soslayar las opiniones críticas de la gente. Siempre he pensado que lo que nos hace crecer es la opinión crítica". (foto de Marco Vázquez A. )

-¿De qué se trata este cambio de trinchera?

- Yo no hablaría de cambio de trinchera, sino de cambio de espacios desde donde contribuir al tema que me ha apasionado siempre. Es evidente que por haber sido muy crítico respecto a gestiones en el ámbito de la Cultura que han nacido en la Secretaría de Gobierno o en el Gobierno Regional, se me ha dicho que ahora estoy en el otro lado o que otra cosa es con guitarra. En una respuesta que puede parecer un poquito soberbia, yo diría que otra cosa es saber tocar la guitarra.

Yo he trabajado en este tema durante toda mi vida, si bien no al amparo de una institución poderosa como es el Gobierno Regional, si desde instituciones que pueden aparecer como más precarias, que tienen que día a días rasguñar recursos e idear fórmulas lo más creativas posibles para poder desarrollar dignamente su trabajo. Estoy ahora en un sitio en el cual yo echaba de menos que se estuvieran haciendo más cosas de las que se estaban haciendo.

- ¿Como qué cosas?

- El tema cultural en los anteriores gobiernos de la Concertación ha sido un tema que ha venido poco a poco perfilándose. No se puede ser tan drástico ni pensar que ha estado abandonado, pero es cuando asume la Presidencia Ricardo Lagos cuando se cifran las mayores esperanzas en este tema, por cuanto él establece explícitamente que la cultura es el eje central de su Gobierno. De acuerdo a declaración de principios yo puedo decir, con honestidad y sin pretender ofender a nadie, que en la región no hemos estado a la altura de las circunstancias, porque no se trata de hacer más cosas, sino de ver qué cosas y con qué objetivos se hacen.

- Es conocido su espíritu crítico y que usted ha tenido reparos hacia lo que se ha hecho desde el Gobierno Regional en relación a la cultura. ¿El haber mostrado públicamente ese espíritu es el que puede hacer que la gente tenga expectativas altas en relación a lo que pueda hacer ?

- Las expectativas están elevadas y eso lo he constatado. No es algo que me asuste, pero llegado el momento yo voy a tener que contarle a la gente exactamente qué fue lo que se me pidió.

- ¿Y qué le pidieron?

- El intendente (Patricio Vallespín) me pidió elaborar una política cultural para la región. Tenemos una política cultural a nivel nacional, que son los lineamientos que ya trazó el Presidente. Esa política contiene principios y objetivos, pero el aterrizaje de esos objetivos, principios y lineamientos, particularmente en esta región, ni siquiera ha sido forzoso, sino que no ha sido. Es decir, a mi juicio, hay una administración de recursos que provienen del nivel central, pero hay poco terreno o contacto con aquellos agentes culturales que si bien pueden no ser de elite, son los que día a día trabajan en sectores alejados, donde las necesidades son muy específicas y donde no puede pretenderse que esos agentes culturales entren a competir en igualdad de condiciones con gente que se ha hecho experta en proyectos y con instituciones, que desplazan casi por lógica la posibilidad de intervenir en espacios socialmente desmejorados en este aspecto. En 30 días hicimos el contacto con los encargados de cultura de las 42 comunas de la región, entonces no es tan difícil hacerlo y es posible establecer cuáles son las necesidades más urgentes, que son de infraestructura y capacitación.

ESCUCHAR PARA CONSTRUIR

Los recursos de los que dispone el Estado, no logran satisfacer todas las necesidades en el área cultural. Ejemplo de ello, es la cantidad de fondos que se mandan con los proyectos Fondart y los que efectivamente se alcanzan a financiar. Se espera que algo comience a cambiar esta situación cuando exista el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, que tendrá su propio fondo para el desarrollo de la cultura. "Este tema que es de vital importancia -afirma Loncón- no se discutió, no se informó. Eso es grave, porque esta región está considerada como una de las de más alta productividad y calidad artística".

- ¿Cómo se podría solucionar esa falta de debate?

- A estas alturas, el Consejo de la Cultura ya está pasando su primer trámite legislativo y el punto esencial es hacer que la gente se sienta partícipe de esto. Hay un sector grande del mundo de la cultura que se siente, yo diría, legítimamente excluido de esto, porque la información no baja. Eso no puede ser. ¿Solución? A cada encargado de cultura de los municipios se les está haciendo llegar la copia de una ley en la que no tuvieron posibilidad de plantear sus opiniones, pero al menos queremos que la conozcan, porque hay gente que no tenía idea.
Creo que se ha cometido un error bastante serio al soslayar las opiniones críticas de la gente. Siempre he pensado que lo que nos hace crecer es la opinión crítica. En lo personal, en este tiempo he tenido que recibir duras expresiones por parte de los agentes culturales de distintas comunas y son expresiones absolutamente legítimas y, aunque no tengo responsabilidad directa en eso, no tengo problemas en asumirlas, porque es lo que se tiene que hacer. Hay que escuchar y no hacer como que escuchamos y tratar de reaccionar de acuerdo a lo que se está pidiendo.

- ¿Cuáles son los principales problemas en la región?

- Infraestructura, es decir, espacios donde la gente pueda desarrollar actividades que se enmarcan dentro de lo artístico-cultural. Hay carencia de espacios o defectos en la construcción en algunos espacios que se han levantado durante estos años.

El segundo problema es capacitación, no sólo con la gestión cultural, sino que también para los propios cultores, que necesitan una retroalimentación que es prácticamente inexistente. No tenemos un plan de intervención en esas áreas. Son dos necesidades bastante urgentes que requieren mucho más que trabajo de escritorio.

MIRADA INTEGRAL

- Cuando se habla de cultura, hay quienes sostienen que se debiera fomentar el desarrollo de las artes, la alta cultura, y quienes buscan que se reconozca en un sentido más amplio. ¿A cuál de estas miradas apuntan ustedes?

- Todo tiene que tratarse de manera integral, porque todos estos temas tienen que partir por la educación. ¿Cómo vamos a crear un ciudadano sensible a las manifestaciones artísticas sin una base educacional que le permita sensibilizarse al respecto? Además tenemos casos como Chiloé, donde no se puede poner un elemento antes que otro y también tenemos el tema de la formación de los artistas y de la función y reconocimiento que socialmente les otorgamos. Generalmente quienes han logrado un reconocimiento en este país, lo han hecho a puro ñeque, pero no porque haya habido una acción decidida del Estado en pos de aquello. Cuando hablo del Estado no me refiero a que éste agarre a un individuo y lo transforme en un gran poeta o en un gran pintor, sino a que en ninguna sociedad desarrollada los movimientos culturales importantes han sido fruto solamente de una iniciativa espontánea, personal e individual de ciertos creadores iluminados. Siempre ha habido tras ellos un apoyo.

El Llanquihue, Martes 26 de marzo de 2002

 
       
otro sitio desarrollado por www.surpixel.cl

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0