Puerto Montt, miércoles 20 de septiembre de 2017   ir al Inicio  Contacto visitante Nº 328147
 
  JORGE: ¡POR QUÉ NO TE CALLAS!

Paulina Ossa M.
Periodista


Sólo un grande puede hacer callar a otro grande, tal como notablemente lo hizo el Rey Juan Carlos de España con el locuaz Hugo Chávez. Si guardamos humildemente las proporciones, podríamos decir que en toda la provincia de Llanquihue – o en la Región de Los Lagos, si nos ponemos grandilocuentes-, todavía no aparece un grande que logre hacer callar a Jorge Loncón.

Muchos quisieran hacerlo callar, pero nadie se atreve a transformar en palabras el pensamiento iracundo, picado, impotente que generan sus escritos. Porque a diferencia de ese gran palabrero que es Chávez, lo suyo es la pluma, la palabra escrita, la ironía de los Archivos Ele, como una mezcla entre poesía y crónica de la comedia local.

No es tan fácil hacer callar a Jorge. En una ciudad donde el deporte favorito no es el fútbol ni el básquetbol , como dice el mito, sino la “tertulia” a espaldas y sin compasión (es verdad eso de “pueblo chico, infierno grande”), Jorge con el desparpajo y la agudeza que le caracteriza, lanza sus dardos en forma libre y abierta. Dice lo que piensa no sólo de frente, sino además, se atreve a publicarlo. He aquí un personaje, a quién realmente no parece importarle lo que opinen los demás de él.

Loncón no debería callarse, porque no hay mejor talento para un escritor que poder decir las cosas con humor. Desde que conozco a Jorge he admirado esa capacidad de enhebrar las peores irreverencias hacia nuestros honorables, para luego rematarlas con una carcajada. El humor nos salva pienso yo, el humor me salva debe pensar también el autor, como cuando pidió públicamente que lo llamaran para amenazarlo de muerte.

Nada se escapa a la ironía de Loncón, los políticos, los héroes nacionales, la comadre Lola, el lustrín de avenida Presidente Ibañez, las papas, las cebollas, las pasiones, lo divino y lo mundano. ¡Qué mejor que aprender a reírnos de nosotros mismos! Nos alivia, nos hace tomar distancia de alguna eventual angustia existencial doméstica o filosófica y relativiza nuestras urgencias. Y en eso, Jorge es un maestro.

En mi época de reportera local, Jorge Loncón siempre me aportó con su inteligencia, con un raro respeto hacia la profesión periodística y valoración hacia la función de los medios de comunicación. Su conversación irreverente y honesta me aliviaba del desconcierto y la perplejidad que genera ser periodista, en un medio sin libertad de expresión.

Como aspirante a escritora, yo le pido a Jorge que no se calle.

 
       
otro sitio desarrollado por www.surpixel.cl

Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0